Saltear al contenido principal
+34 93 192 14 15 admon@quinetica.eu
MANTENIMIENTO REGULAR
  1. Con un paño de color claro de algodón o microfibra aplicar una concentración menor al 10 % de jabón pH neutro.
  2. Con otro paño humedecido solo en agua (si es destilada, mejor) se procederá al enjuague frotando suavemente.
  3. Finalmente, con un paño también blanco o de color claro se secará. Deberá evitarse el uso regular de limpiadores genéricos de composición desconocida.
MANCHAS DIFÍCILES
  1. Para manchas más difíciles o consolidadas pueden emplearse EXCEPCIONALMENTE soluciones al 10 % (nunca superiores) de agua con alcohol, lejía o amoniaco (solo uno de ellos).
  2. También pueden emplearse limpiadores genéricos no abrasivos de forma localizada. Como criterio general, se recomienda intentar eliminar las manchas lo antes posible y probando primero con lo descrito en el punto “1”.

En cualquier caso, nuestro departamento de soporte técnico +34 661 41 61 00 puede asesorarles en casos más específicos.

Volver arriba